17 nov. 2010

FILHOS NUESTROS

Hoy a las 14:00 jugó nuestra selección contra Brasil. No era un amistoso más, para nada, sino que era el clásico contra Brasil, ese de amarillo que varia veces nos amarga y también lo amargamos, como hoy por ejemplo. 
Jugábamos en Doha, en Qatar, donde con la juvenil ya le habíamos roto el totó. El partido empezó con la posesión de nuestro lado pero con Brasil presionando en todos lados. La primera llegó de la mano de Ronaldinho, que quiso tirar un centro de zurda que fue a las manos de Romero, que estuvo muy seguro durante todo el transcurso del partido. Y así fue, la selección con la pelota, Brasil era mas contudente y había unos pequeños errores en nuestro mediocampo. El primer tiempo se fue con dos nuestras: Zanetti de zurda un poco débil y Messi cerca del travesaño. Brasil, se iba con la más clara del partido: un gran remate de Dani Alves, que pegó en el travesaño del arquero argentino. 
En Argentina, se veía la conexión entre Pastore y Messi, siempre tocando y tocando pero nunca definiendo la jugada. La selección no era contudente en ataque y se lamentaba las falencias en los pases. 
El segundo tiempo fue mas aburrido. El Checho sacó a Higuaín y puso a Lavezzi y esa acción, ese cambio, le restó ataque al equipo argento. 
Y cuando parecía que los dos equipos iban a firmar el empate, apareció la pulga dejando atrás a tres brazucas y cruzando el remate. Golazo, de esos súblimes? Bueno así. 
34 A 33 HIJOS NUESTROS !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

comentar es gratis...